Carrito

cómo elegir cama articulada

¿Cómo elegir tu cama articulada?

No hay nada mejor que una buena noche de sueño, pero lograr un descanso cómodo y tranquilo no es fácil, necesitarás una cama correcta y que sea perfecta para ti. Debido a los numerosos beneficios que presentan a la hora de dormir, las camas articuladas se están convirtiendo en una opción cada vez más popular, imprescindibles en los dormitorios de aquellas personas que persiguen un buen descanso. Por ello, saber cómo elegir una cama articulada es fundamental, puesto que se trata de una decisión importante.

Cómo elegir una buena cama articulada

La mejor manera de saber cómo elegir una cama articulada que cumpla con todos tus requerimientos es conociendo cada una de las características que esta ofrece, para escoger la que mejor se adapte a tus necesidades.

Este tipo de camas articuladas están aconsejadas para aquellas personas que, por alguna enfermedad o por tener poca movilidad, necesitan pasar mucho tiempo acostadas. A la hora de elegir cama, entran en juego diferentes factores que es imprescindible tener en cuenta, como pueden ser el peso, el espacio disponible, la movilidad de la persona y los tratamientos y aseo que pueda necesitar.

cama articulada hospitalaria olympia
Cama articulada hospitalaria Olympia

Partiendo de esta base, el proceso adecuado para saber cómo elegir una cama articulada es el siguiente.

Selecciona el tamaño de tu cama

Un factor importante a la hora de elegir tu cama articulada son las dimensiones. Por ejemplo, si se trata de una cama articulada de matrimonio o doble, se necesitará un somier para una cama de más de 160 cm porque sus bases son de más de 80 cm cada una.

Si vas a elegir dos bases articuladas para tu cama doble o de matrimonio, te recomendamos la opción de los colchones gemelos, porque, de esta manera, cada somier podrá moverse de manera independiente y ajustarse al nivel que cada uno desee. Esto constituirá una gran ventaja, ya que cada uno podrá articular su posición sin que los cambios perturben el descanso del otro.

En el caso de las camas individuales puedes elegir el modelo que desees, ya que existen diferentes medidas, que puedes elegir, en función de tus necesidades concretas. En Armisen Care te ofrecemos un amplio catálogo de camas articuladas con diversas características que se ajustan a lo que necesites.

Selecciona el colchón adecuado

Otro factor a tener en cuenta en el momento de plantearte cómo elegir una cama articulada es que elijas un colchón que sea también articulable, porque no todos lo son.

Un colchón adecuado hará que la cama posea un excelente rendimiento. Es importante que el colchón sea con núcleo perfilado, es decir, que permita moldear y adaptar la posición, ya que los colchones con núcleos duros son incompatibles con las camas articuladas por ser demasiado rígidos.

Tal vez ahora te preguntes, ¿qué tipo de colchones pueden ser articulables? A continuación te presentamos una lista:

  • Espuma o HR: Si bien no todos los colchones de este material son articulables, dependiendo de su firmeza o suavidad podrían aguantar la articulación del somier. Los colchones de gama sanitaria en particular son una magnífica elección para este tipo de camas, porque facilitan el movimiento.
  • Viscoelástica: los colchones hechos de este material solo funcionan si tienen un núcleo de visco perfilado, si no posee esta característica entonces no se podrá ajustar a tu cama articulada.
  • Látex: a diferencia de las dos anteriores, todos los colchones de látex son articulables, ya que poseen un núcleo flexible y que se adapta a los movimientos de las camas articuladas y el somier.

Adaptabilidad

Si quieres saber cómo elegir una cama articulada, has de saber que las más completas son aquellas que tienen 4 y 5 planos, porque poseen una mayor adaptabilidad y permiten que la cama adopte la postura más idónea en función de tus necesidades particulares.

Si la cama articulada que vas a adquirir es para tu hogar, es recomendable que sea de 5 planos, sobre todo, si es para las personas que necesitan pasar mucho tiempo en cama, porque les permite adoptar numerosas posiciones que facilitan actividades diarias (comer, asearse, ver la televisión, leer un libro…).

Tipo de elevación

Si estás buscando el mayor nivel de adaptabilidad y comodidad para tu día a día y te planteas cómo elegir una cama articulada, las mejores son aquellas que posean un carro elevador eléctrico, por encima de las que tienen patas regulables.

Un elevador eléctrico te da la oportunidad de ajustar la altura de la cama a los niveles que te sean más cómodos según la acción que necesites realizar, ya sea bajar de la cama, asearte, etc.

Elige la cama que se adecúe a tus necesidades médicas


Si tienes algún tipo de necesidad médica que requiera cuidados especiales, en el momento de cómo elegir una cama articulada, la mejor opción es que escojas entre las camas hospitalarias.

Este tipo de camas está especialmente equipado para atender a los pacientes con patologías especiales y facilitar el trabajo de los cuidadores. La mayoría de ellas incluyen fundas impermeables y colchones completamente articulados.

En Armisen Care, como especialistas en la venta de camas articuladas, brindamos asesoramiento sobre cómo elegir la cama articulada sanitaria que mejor se adapte a cualquier necesidad del paciente, ya sean enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer u otro tipo de patologías como problemas respiratorios o cardíacos, sobrepeso, problemas de circulación, reflujo y hernia de hiato, etc. También te contamos lo que debes saber sobre todos los tipos de camas hospitalarias.

Las camas articuladas de Armisen Care son sinónimo de calidad y funcionalidad, su diseño versátil combina con todos los espacios. Nos preocupamos por las necesidades particulares de cada cliente, por eso todos nuestros productos están creados para que los pacientes tengan la mayor comodidad posible durante su cuidado.

¡Contáctanos si tienes alguna duda y nuestro equipo se asegurará de brindarte la ayuda necesaria!